(AP Foto/Gregorio Borgia)

ROMA (AP) — El papa Francisco respaldó las uniones civiles entre personas del mismo sexo por primera vez como autoridad del vaticano mientras era entrevistado para el documental “Francesco”, que se estrenó el miércoles en el Festival de Cine de Roma.

El apoyo papal aparece a mitad de la película, que profundiza en los temas que más interesan a Francisco, como el medio ambiente, la pobreza, la migración, la desigualdad racial y de ingresos y las personas más afectadas por la discriminación.

“Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí eso”, dijo Francisco en una de sus entrevistas para la película.

Cuando era arzobispo de Buenos Aires, Francisco apoyó las uniones civiles para parejas gay como alternativa al matrimonio entre personas del mismo sexo, pero jamás se había pronunciado a favor de las uniones civiles desde su elección como papa.

El sacerdote jesuita que más se ha esforzado por tender puentes hacia los gays en la Iglesia, el padre James Martin, elogió las declaraciones del pontífice como “un gran paso adelante en el apoyo de la iglesia a la comunidad LGBT”.

“El pronunciamiento del papa a favor de las uniones civiles también es un mensaje enérgico para los lugares donde la Iglesia se ha opuesto a esas leyes”, dijo Martin en un comunicado.

Uno de los personajes principales del documental es el chileno Juan Carlos Cruz, una víctima de abusos sexuales del clero a quien Francisco desacreditó inicialmente durante una visita a Chile en 2018.

Cruz, quien es gay, dijo que durante sus reuniones iniciales con el papa en mayo de 2018 Francisco le aseguró que Dios lo había hecho gay. Cruz relata retazos de su historia a lo largo del filme, en una crónica de la evolución del pensamiento de Francisco acerca del abuso sexual y a la vez de sus posiciones sobre los gays.

Esteban Paulón, director del Instituto de Políticas Públicas LGBT en Argentina, criticó las palabras de Francisco.

“¿Qué no aprendió Francisco del debate de 2010 en Argentina? Que nuestra lucha no se trataba de obtener “derechos”, sino de una cuestión de #igualdad Por eso dijimos NO #UniónCivil y sí al #MatrimonioIgualitario Los mismos derechos con los mismos nombres”, tuiteó Paulón.

En julio de 2020 se cumplieron diez años de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario en Argentina. El país suramericano se convirtió, en ese entonces, en el primero en América Latina en hacerlo.

Paulón indicó a medios de prensa que el hecho de que el papa hable de un reconocimiento de derechos para personas del colectivo LGTB “implica un avance, pero es un avance parcial, porque sigue sosteniendo esta idea de que supuestamente la lucha que encaramos y llevamos adelante tendría que ver con el acceder a un cierto paquete de derechos y desconoce que la lucha en realidad es por el trato igualitario”.

El director del documental, Evgeny Afineevsky, tuvo gran acceso a cardenales, los archivos de la TV vaticana y el mismo papa. Dijo que negoció su acceso con persistencia y con regalos al papa, como mate y alfajores, que obtuvo a través de argentinos con buenas conexiones en Roma.

“Oye, cuando estás en el Vaticano, la única manera de conseguir algo es violar la regla y luego decir ‘lo siento’”, dijo Afineevsky en una entrevista antes del estreno.

El director utilizó canales oficiales y extraoficiales a partir de principios de 2018 y llegó a intimar tanto con Francisco que al finalizar el proyecto mostró su filme al papa en su iPad en agosto. Los dos intercambiaron saludos por el Yom Kippur: Afineevsky es un judío ruso que reside en Los Ángeles.

Pero “Francesco” es algo más que un filme biográfico sobre el papa.

Wim Wenders lo hizo en su película 2018 “Pope Francis: A Man of His Word”, que se estrenó en el Festival de Cannes. “Francesco” pasa revista a las crisis y tragedias del mundo, con audios del papa que indican algunas maneras posibles de resolverlas.

Afineevsky viajó por el mundo para rodar su filme: los ambientes incluyen Cox’s Bazaar en Bangladesh, donde se refugiaron los rohinya de Myanmar; la frontera mexicoestadounidense y la Argentina natal de Francisco.

“El filme relata la historia del papa invirtiendo las cámaras”, dijo el director de comunicaciones del Vaticano, Paolo Ruffini, uno de los más estrechos colaboradores de Afineevsky dentro del Vaticano.

Ruffini dijo que cuando Afineevsky le presentó por primera vez la idea del documental, trató de reducir sus esperanzas de una entrevista con el papa.

“Le dije que no sería fácil”, dijo.

Pero Ruffini le dio algunos datos: nombres de personas que sintieron la influencia del papa incluso tras una reunión breve. Afineevsky las encontró: refugiados recibidos por Francisco durante sus viajes, presos a los que bendijo y algunos de los gays a los que ha atendido como sacerdote.

“Le dije que muchos de esos encuentros habían sido filmados por las cámaras del Vaticano y que serían una verdadera mina de oro para el relato”, dijo Ruffini. “Podría relatar la historia del papa a través de los ojos de todos, no sólo de los suyos”.

 

Fuente noticia: mundocristiano